//¿Cómo pintar con acuarelas? Consejos para empezar con técnicas de pinturas acuarelables

¿Cómo pintar con acuarelas? Consejos para empezar con técnicas de pinturas acuarelables

Una de las técnicas de pintura más complejas para muchos es la de acuarela. Saber cómo pintar con acuarelas lleva tiempo y paciencia dado que estamos ante una pintura líquida que, una vez bien conseguida la técnica, se lograrán pinturas artísticas increíbles.

En el estudio de pintura y dibujo de Luisa Pallarés buscamos que todos los alumnos logren resultados pero que, a la vez, disfruten de lo que hacen. Por eso hoy, desde el blog, os ayudamos un poquito más a conseguir la técnica para que sepáis cómo pintar con acuarelas e iniciaros en este fantástico mundo de la pintura al agua.

Elegir el papel, el primer reto al pintar con acuarela

Una de la cuestiones cuando nos decidimos a empezar a pintar con acuarela es el tipo de papel que debemos elegir, pues cuando vamos a la tiendo vemos que hay de diferentes gramajes y grano, dos aspectos importantes a tener en cuenta ya que, dependiendo de cuál elijamos, la obra quedará y se conservará de diferentes formas.

papeles para acuarelaEl gramaje hace referencia al peso del papel por metro cuadrado, por lo que no hay que confundirlo con el grosor del papel.

Por lo general, en las tiendas especializadas en Bellas Artes encontrarás papel con gramaje entre 190 y 800 gramos. ¿En qué se diferencian? A mayor granaje, mas resistencia tendrá el papel al agua y la pintura.

En cuanto al precio, los más económicos que encontrarás son los que tienen menos de 300 gramos por metro cuadrado, pero también son estos los que más se ondulan al pasar el agua por ellos. Como truco para este papel, ténsalo y fíjalo a un soporte para evitarlo. Este papel es perfecto para principiantes en técnicas de pintura acuarelables o para aquellos que dominan a la perfección el nivel de agua que se requiere para cada pincelada.

Si crees que ya tienes la técnica perfecta y avanzas bien en cuanto a cómo pintar con acuarelas, un papel de más de 300 gramos es ideal. Este papel retiene más el nivel de humedad y hay que tener en cuenta que hay que esperar entre pasada y pasada de pincel ya que seca más lento.

¿El perfecto para todos? El gramaje de 300 gramos por metro cuadrado ya que éste no es ni demasiado grueso ni demasiado fino.

¿Cómo empezar?

Planifica y elabora con todo tipo de detalles el boceto previo para evitar errores. Como en toda pintura, evoluciona de lo general a lo particular. ¿Qué quiere decir esto? Que, una vez que tengas claro el dibujo, empieza por partes generales, como fondo, y acaba con detalles particulares para evitar errores como difuminados.

¿Ya tienes el boceto? ¡Preparemos los materiales!materiales para acuarelas

Prepara el papel, como se dijo anteriormente, ténsalo y fíjalo en un soporte eliminando todo tipo de arrugas que se hayan podido generar. Ten a mano pinceles de diferente tamaños y una paleta, preferiblemente de color blanco, para mezclar los colores.

Que no se te olvide tener un trapo que puedas manchar ya que, en más de una ocasión, necesitarás de ella para eliminar exceso de agua en el pincel. Para dar diferentes texturas a la obra, puedes utilizar cepillos de dientes, esponjas, sal… En este caso eres tú el que deberás experimentar dependiendo del resultado que quieras.

¿Todo preparado? ¡Empecemos a pintar con acuarelas!

Ten presente que pintar con acuarela es pintar a base de veladuras y no deberás usar exceso de agua y pinceladas para no levantar el papel, a menos que lo quieras a propósito para generar textura. Debes ser paciente y dejar que seque bien entre capa y capa.

Si, por ejemplo, vamos a pintar un bosque, coge un pincel de tamaño grande y empieza con el fondo. Si quieres que se mezclen los colores, humedece bien la zona y mezcla en el propio papel los colores para que se quede una mezcla homogénea.

cómo pintar con acuarelasSigamos con las zonas más grandes. Mezcla en la paleta los colores con el agua y retira el exceso. Recuerda que, a menos agua. Más espeso y duro quedará el color, por lo que para las zonas generales se usarán colores más líquidos que en zonas de detalle.

¡Que no se te olvide respetar los tiempos de secado! Si no seca bien, se mezclarán los colores y perderemos calidad en la obra. El color de la acuarela siempre es relativo y depende de los demás colores que le rodean, por lo que ten a mano el círculo cromático si aún no conoces los colores que se crean al mezclar con ellos.

La luminosidad en la obra se consigue a partir de pinceladas simples en poca cantidad y, para oscurecer, no utilices el negro, sino tonos más oscuros del círculo cromático.

Finalmente, evita todo tipo de excesos. Recuerda que, la acuarela, no admite errores, por lo que, como ya se ha dicho, la paciencia aquí será clave.

¿Tienes dudas o consejos que añadir? ¡Coméntalos y sigamos aprendiendo juntos!

 

By | 2017-06-13T10:27:31+00:00 junio 13th, 2017|Propuestas y Consejos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Llamar